robot-limpiafondos-electrico

Ventajas de un robot limpiafondos eléctrico

26 febrero 2022

Para conseguir que el agua de las piscinas esté en las mejores condiciones, es necesario que estas cuenten con un óptimo mantenimiento del agua, por ejemplo, con revisiones en niveles de cloro o fosfatos, además de incluir, siempre que se pueda, cubiertas de piscinas. Sin embargo, es imprescindible también que el suelo y paredes de la piscina se encuentren limpios y libres de suciedad. Por ello, en este artículo hablaremos de las ventajas de un robot limpiafondos eléctrico.

Tipos de limpiafondos automáticos

Podríamos decir que, cuando estos aparatos son automáticos, significa que no necesitan que los manipulemos o dirijamos para que se efectúe la limpieza de la piscina, tal y como ocurre con los manuales. Dentro de los limpiafondos automáticos, los eléctricos son los más utilizados por la cantidad de prestaciones que ofrecen. Aquí también debemos englobar los limpiafondos hidráulicos o a presión, aunque nosotros centraremos la atención en hablar de los eléctricos.

Estos aparatos funcionan gracias a la corriente externa a la piscina y su forma de actuación es sencilla, ya que se mueven de forma aleatoria por toda la superficie hasta limpiarla completamente. Así, a medida que vaya encontrándose con obstáculos o escaleras, irá cambiando de dirección de forma automática.

Dentro de esta categoría de limpiafondos eléctricos, podemos encontrar los electrónicos. Estos últimos se caracterizan por ser inteligentes, es decir, incluyen programas innovadores que permiten al aparato escanear la superficie de la piscina para optimizar el proceso de limpieza.

¿Qué beneficios aporta el robot eléctrico para limpiar fondos de piscinas?

Las características que más se buscan en un limpiafondos con la eficacia y rapidez. Por ello, los eléctricos cubren estas necesidades y son los que actualmente más demanda tienen. En las siguientes líneas, citaremos sus ventajas más representativas:

  • En primer lugar, debemos hablar del consumo del agua en la piscina. Estos aparatos eléctricos no utilizan un equipo de filtración para funcionar, por lo que evitan la acumulación de suciedad en el filtro de la piscina. De esta forma, no es necesario realizar lavados periódicos del mismo, tal y como sí ocurre con los limpiafondos manuales o hidráulicos. Debemos recalcar que su ciclo de limpieza es totalmente independiente del sistema de depuración o filtración de las piscinas y la suciedad se depositará en una bolsa ubicada en su interior.
  • El consumo energético de este aparato eléctrico es menor que el que necesita para poner en funcionamiento el equipo de filtración de la piscina.
  • No es necesario llevar a cabo ningún tipo de instalación para que el robot eléctrico funcione. Solo tendremos que conectarlo a la red eléctrica a través del transformador que incluirá el propio aparato. Este citado transformador será el encargado de pasar la corriente de 220V a 24V o 9V.
  • Disminuye el tiempo de limpieza porque con estos productos podemos optimizar los procesos, programándolos e incluso eligiendo distintos ciclos en base a nuestras necesidades.

Una vez expuestas las ventajas, es necesario resaltar que existen muchos modelos con diferentes características. Por ello, será conveniente escoger aquel que encaje con nuestras necesidades en cuanto a tamaño de piscina, número de motores, capacidad de limpieza en línea de flotación, fondo y paredes de la piscina, etcétera. Para ello, nada mejor que contar con especialistas en el sector como los que trabajan en nuestra compañía para recibir el mejor asesoramiento.

En conclusión, entre las ventajas de un robot limpiafondos eléctrico destacan la eficiencia, la sostenibilidad y el confort de los usuarios. Está claro que con estos aparatos será fácil disfrutar de aguas limpias y cristalinas con mucha más facilidad que otros aparatos menos innovadores.