diferencia-cubierta-telescopica-fija-movible

Diferencia entre una cubierta telescópica fija y movible

17 mayo 2022

Actualmente, hay muchos modelos de cubiertas de piscinas en el mercado. Sin embargo, en este artículo vamos a hablar de la diferencia entre una cubierta telescópica fija y movible.

Todas las cubiertas tienen la misma finalidad: proteger nuestra piscina del clima y la suciedad. Gracias a su uso, no es necesario hacer un mantenimiento tan periódico al agua, puesto que se mantiene libre de impurezas. Esto supone un ahorro en los costes de mantenimiento. Además, alarga la vida útil de la depuradora, ya que no es necesario encenderla tan a menudo.

Las cubiertas varían dependiendo de nuestras necesidades y de las necesidades de la piscina. El uso de una cubierta telescópica añade un plus de seguridad, impide que el agua se evapore y aumenta la temperatura del agua, por lo que se puede alargar el período del año en el que se usa.

Diferencias entre una cubierta telescópica fija y movible

Dentro del amplio abanico de posibilidades a la hora de elegir una cubierta para la piscina, tenemos las cubiertas movibles. Se trata de estructuras de aluminio que están recubiertas con placas de policarbonato. Esta estructura se fija al suelo mediante raíles que permiten que la cubierta se abra y se cierre. Esto supone una ventaja, ya que aumenta la seguridad de la piscina.

Por su parte, las cubiertas fijas no cuentan con un sistema para apertura y cerrado. En este caso, se trata de cubiertas de piscina que cuentan con una estructura completamente fijada en el suelo. Tiene el propósito de cubrir la piscina y algunas zonas alrededor durante todo el año.

Otras diferencias destacables son:

  • La cubierta movible puede plegarse sobre sí misma en pequeños módulos unos sobre los otros. Este sistema reduce en gran modo las dimensiones de la cubierta. En cambio, una cubierta fija tiene unas dimensiones que no se pueden modificar según las diferentes necesidades del cliente.
  • Tanto la cubierta movible como la cubierta fija permiten disfrutar de una temperatura de la piscina fresca y agradable durante cualquier época del año. Sin embargo, las cubiertas fijas están pensadas para climas más fríos que las cubiertas movibles por lo que, si la piscina se encuentra en zonas muy frías, este último tipo de cubierta no es el modelo más recomendable para poder bañarnos durante los meses de invierno y de otoño.
  • Como hemos mencionado, las cubiertas fijas ofrecen la posibilidad de aprovechar la piscina durante todo el año, siempre que la esta esté climatizada. El aire dentro del recinto no requiere necesariamente calefacción. El calor del agua ayudará a calentar el aire, mientras el recinto permanezca cerrado. Si se desea nadar durante los meses de invierno, se puede usar un calentador de aire externo para calentar el aire dentro del recinto. Además, muchas tienen la capacidad de filtrar los rayos UV para que el agua se caliente, así como la zona alrededor. En cambio, una cubierta movible no ofrece estas ventajas, ya que el aire se filtra al interior muy fácilmente.

Para finalizar, debemos aclarar que ambos tipos de cubierta para piscinas son seguras y muy resistentes. Han sido diseñadas para soportar las inclemencias del tiempo y mantener la piscina limpia y segura. Es posible instalar estas cubiertas con una cerradura de seguridad, que permita que las puertas se puedan cerrar desde el interior con un pestillo o con llaves desde el exterior.

Desde Vegametal entendemos la diferencia entre una cubierta telescópica fija y movible. Ofrecemos cerramientos y cubiertas para piscina. Diseñamos cúpulas de acuerdo con las necesidades de nuestros clientes, por lo que nuestros productos tienen un valor añadido extra, ya que no se trata de una simple cubierta sino de ofrecer una solución ambiental personalizada.