beneficios-ducha-solar-piscina

Beneficios de instalar una ducha solar en tu piscina

30 septiembre 2022

El avance de la tecnología ha hecho que actualmente podamos disfrutar de una ducha solar en nuestra piscina. De este modo, podemos retirarnos rápida y cómodamente el agua clorada de la superficie del cuerpo y sin necesidad de entrar en el interior. Con el fin de poder conocer más sobre este útil producto, en este artículo explicaremos los beneficios de instalar una ducha solar en tu piscina, además de explicar su funcionamiento.

La ducha solar como alternativa líder a la energía tradicional

Partiendo de la base de que, a día de hoy, el consumo de energía tiene un coste considerable, la opción de apostar por la solar como método de energía renovable para ducharnos con agua caliente en el jardín es una alternativa casi inmejorable. El uso de una ducha solar mejora la economía familiar en verano y fomenta el empleo de elementos ecológicos, los cuales son perfectos para cuidar el medio ambiente.

¿Cómo funciona una ducha solar?

El mecanismo de estos productos es sencillo. Almacenan un determinado volumen de agua, que viene determinado por el modelo elegido, el cual se calienta gracias a la placa solar integrada y se mantiene a una temperatura óptima hasta que sea necesario utilizarla tras el baño en la piscina.

Esta citada placa se encarga de captar las radiaciones solares y de convertirlas en energía para transferir la masa de agua desde las tuberías al colector especializado, además de calentarla. De hecho, puede llegar, incluso, a alcanzar 60 ºC en los días más soleados.

¿Qué ventajas ofrecen las duchas solares?

En este apartado, trataremos de exponer los beneficios más destacados de estos elementos:

  • Su instalación es muy simple. No es necesario realizar una instalación de fontanería, puesto que la ducha irá conectada a una manguera de jardín y se puede montar en cualquier área del mismo. No es necesario tener cerca ni tomas de luz ni de agua.
  • En zonas donde haya más de 5 horas de sol al día, la inversión estará más que amortizada en poco tiempo. El agua comenzará a calentarse en cuanto salga el sol y, en dos o tres horas, ya estará el agua caliente disponible. Esto significa que incluso a primera hora del día será posible darse un baño en el jardín sin pasar frío.
  • Es perfecta, por ejemplo, para quitarse la arena de la playa o restos de cremas antes de introducirse en el agua. A su vez, nos ayudará a eliminar los restos de cloro al salir del agua. Siempre es agradable, incluso en verano, sentir el agua a temperatura adecuada y no fría. Si se elige un modelo de los más innovadores, el agua fría y caliente no se mezclan entre sí. En cualquier caso, contar con una ducha solar colaborará en el mantenimiento del agua para que ofrezca siempre un aspecto cristalino atractivo.
  • La gran demanda de duchas solares ha hecho que las empresas especializadas en el sector ofrezcamos duchas con distintos acabados. De esta manera, se puede elegir un diseño en aluminio, en PVC o, incluso, con aspecto de madera. Por otra parte, hay modelos que incluyen lavapiés y tienen una capacidad de litros suficiente para cubrir las necesidades de toda la familia. Igualmente, hay una gama de colores alta para combinar el estilo de la ducha con el resto de la decoración exterior.

En conclusión, como hemos podido comprobar, dentro de los beneficios de instalar una ducha solar en tu piscina se encuentra la idea de cuidar el planeta y la de obtener un mayor grado de confort. Sin embargo, una de las ventajas más destacables es el factor de obtener agua caliente sin coste alguno, únicamente gracias a la energía del sol. En definitiva, una buena ducha solar y tu cubierta de piscina para disfrutar de una experiencia de baño en tu hogar…inigualable.